Espacio de escritura compartida: varios textos

Las adicciones propias y o de otras personas,

testimonios reales:

 

Llegó a mi vida agarrada de la mano de mi ansiedad, me aferré a ti, tú eras mi única solución, o eso pensaba yo, me transmitías esa paz que tanto necesita en medio de mi pánico y poco a poco te apoderaste de mí, al principio tenía miedo de ti pero llegó el momento que te necesitaba tanto.

La ansiedad, al igual que los ansiolíticos, se apoderaron de mi vida sin ella no podía vivir. A día de hoy  me quité depresivos y muchísimos ansiolíticos, a día de hoy me lo pienso mucho antes de tomarme una pastilla, pero todavía ella lleva el poder: no puedo salir a la calle sin ti  basta para que no te lleve para que me dé un ataque de ansiedad  al salir de casa  lo primero que miro en mi bolso es que tú estés en él con eso ya estoy segura pienso que nada me va a pasar  mi objetivo es dejarte ir y  cada día te alejo más y pronto te diré adiós y podré seguir caminando sin ti. Gracias por ayudarme cuando más lo necesitaba, pero ya no te necesito ojalá nunca más te vuelva a necesitar…

CARMEN 

En primera persona doy mi testimonio que, aunque es una droga permitida, el tabaco también te engancha y te puede llevar a la muerte lenta y de sufrimiento te afecta a todo el cuerpo, a los pulmones, a la circulación y demás. Te acorta la vida, así que esto es un consejo para vosotros y vosotras las más pequeñas, para que procuréis no caer porque es una droga al igual que las demás también mata.

DOLORES 

Yo viví un infierno por el alcohol, aunque yo no era la alcohólica, el alcohol destruye a la familia, hay familias, depresión y malos tratos. He sido una niña criada de padre alcohólico, pasé a adulta pensando que no volvería a sufrir por lo mismo y empecé de nuevo con mi marido, otra vez empieza el miedo, el alcohol no solo mata a la persona alcohólica, si no a todos los que viven con la persona por eso hay que explicar y concienciar a los jóvenes para que no caigan en ese infierno.

REMEDIOS 

Por mi experiencia en el entorno familiar sufrí mucho por un tío mío, yo lo quería mucho y por eso lo pasé tan mal.

Él se metió en el alcohol sin darse cuenta que se estaba destruyendo, al mismo tiempo sufría toda la familia, todas las personas que consumen no se dan cuenta que la familia lo que intenta es ayudarlo, lo ve todo oscuro no ve nada claro…

Mi mensaje es: no bebas que lo puedes pasar mal, el alcohol te puede pasar factura, aunque eres una bella persona cuando bebes eres un demonio.

SANTI

Yo he vivido el horror de la droga, experiencia que por desgracia la he vivido con mi hijo. Yo lo veía muy nervioso, cuando él era tranquilo y buena persona trabajando y quería mucho a su familia. Fue una apuesta, apostó porque le dijeron ¿tú lo probarías? y él le dijo “si yo la pruebo no caigo por una vez”, desde ahí empezaron los problemas y los de toda la familia.

Me robaba, me pedía dinero, se iba por las noches, cuando venían en busca de él porque no les pagaba algo, lo teníamos que pagar nosotros, su padre y yo para que no le pegaran, me decía “mamá te lo juro, que no lo haré más”. Se quedaba en su cuarto dos días, pero al tercero se iba. Nos llamaban del Juzgado, íbamos y veníamos y así hasta que entró la primera vez en la prisión de Toledo. Íbamos todos los meses, durante un año y medio, salió, dijo que no volvería, siguió. Conoció a su novia a la que dejó embarazada, estuvo en la calle con ella porque decía que si yo no la acogía en casa él tampoco viviría allí. Ella bebía, se drogaba y no miraba por el hijo que llevaba dentro y cuando lo tuvo yo me hice cargo del niño, mi niño. Bueno, seguiría hablando… porque este mundo no se acaba.

Hoy sigue en prisión, a consecuencia de ello tiene 2 ictus y un infarto, sigo dándole ánimos y con ilusión que suelte la droga para cogerlo yo y su hijo.

VICENTA

 

Yo he vivido una experiencia bastante mala con el alcohol, me vi metida en un pozo sin fondo a pique de perderlo todo: mi casa, mi familia y hasta la vida. Gracias a que recapacité y con ayuda de mi familia conseguí salir. Aunque las adicciones eso es lo que tienen, que siempre están ahí y puedes volver a recaer, además dejan graves secuelas tanto psicológicas como físicas.

Llegas a enfermar sin darte cuenta. Mientras estás consumiendo alcohol no eres consciente de las consecuencias que conllevan.

Cuando no estás bebida te das cuenta que no es la vida que quieres y que estás viviendo un sufrimiento. Y a la vez se lo estás haciendo pasar a tu familia. Por eso con mi testimonio deseo trasmitir el mensaje de que el alcohol destruye sin darte cuenta.

TOÑI

WhatsApp Image 2020-01-22 at 16.07.17 (3)